Cover
»«
Fecha de publicación
03.09.2020
Autor
Die geistliche Familie "Das Werk"

23° aniversario del fallecimiento de la Madre Julia Verhaeghe

Amar a la Iglesia - ¿a pesar de todo?

 

 

El 29 agosto hace 23 años que la Madre Julia Verhaeghe, la fundadora de la Familia espiritual “La Obra”, falleció.

 

La Madre Julia durante su vida en varias ocasiones expresó su deseo de regresar a la casa del Padre y de encontrarse con Dios. Su alma estaba llena del deseo de ver el cielo, de “una nostalgia” como ella la llamaba. A pesar de ésto sabía que tenia una tarea en este mundo que Dios le había confiado. Sentía un agradecimiento por la vida y la creación y se sabía llamada de Dios a ser Madre espiritual de una comunidad naciente en el seno de la Iglesia. Con su oración, sacrificio y sufrimiento ella pedía las gracias necesarias para muchas almas. La misión que le había encomendado Dios era de entregarse sin limites a Él y de amar a la Iglesia. “Oh Madre Iglesia, te amo sobre todas las cosas, con todo mi ser y con toda mi vida” (Madre Julia). Nunca buscó ser el centro. Hacía todo para desviar la atención de su persona mostrando a Jesucristo y su Iglesia.

 

El Padre Peter Willi fso en su homilía pronunció las siguientes palabras:

La Madre Julia nos ha dejado un principio clave que es:“¡Sana tú a la Iglesia mediante tu santidad!”

Partiendo de su amor por Iglesia ella dijo éstas palabras:

 

“La Iglesia nos necesita, para que a través de nuestras obras y omisiones refleje su belleza y su pureza. Necesita testigos silenciosos que muestren el resplandor de un verdadero amor hacia Dios y los hombres. Tenemos que ser hombres y mujeres que ofrezcan ésto al prójimo que busca la felicidad.”

 

 
 
 
»El Espíritu de Dios vive y actúa en la Iglesia, como Espíritu de verdad y de amor.«
Madre Julia Verhaeghe